Inicio > Conciertos > Crónica de la Monkey Week: El mono empieza a erguirse

Crónica de la Monkey Week: El mono empieza a erguirse

Le Voyeur Mendez- Monkey Week 2011
Alfredo Caro, 09 de Noviembre de 2011

Una edición más para el “Monkey” gaditano, un espacio de encuentro musical-profesional que se ha afianzado un hueco  entre las propuestas festivaleras más innovadoras del país. Durante 4 días nos hemos alegrado el cuerpo con un gran número de bandas (más de 100) en una localidad inmejorable como es el Puerto de Santa María, me refiero a un sitio con encanto, playita a 2 pasos, buen comer y en donde  tus piernas como transporte son suficientes para ir de un lugar a otro del festival en menos de 15 minutos. El organigrama  se estructuraba en torno a 3 bloques:

 

1.- Punto de encuentro para agentes musicales:Bigott - Monkey Week 2011
Sellos, Promotores, Músicos, Agencias de Booking y Management, Programadores de Salas,etc. El campamento base de este evento se situaba en el Teatro Muñoz Seca donde se impartieron mesas redondas, conferencias, talleres, retransmisiones de radio en directo y presentaciones profesionales.

 

2.- Showcases:
Numerosos bolos por el centro de la ciudad nos incitaban a movernos de un bareto a otro, de pequeñas salas a teatros, obligándonos a crear nuestra propia hoja de ruta,  según la preferencia en cuanto a gustos y estilos.
Entre cervezas, buen ambiente y una meteorología envidiable pudimos presenciar sorpresas como
Disco Las Palmeras!, gallegos arrebatados por el noise y el shoegaze más lisérgico, siguiendo los pasos de unos Jesus And Mary Chain o My Bloody Valentine, pero cargados de mucha más velocidad y contundencia rock.

 

Destacamos la hipnosis funkática a cargo de los italianos Chupaconcha donde se mezclaban influencias desde Miles Davis, la electrónica más apetecible y los wah wahs de Jimi Hendrix, todo ello con trompeta y batería. La audiencia tenía ganas de bandas arriesgadas, hubo cierta expectativa por ver a los estrambóticos Margarita, madrileños practicantes de un punk-pop nervioso y caótico, que rápidamente cansaron, además del personal que inundaba una de las salas del festival.
Buenas sensaciones dejaron bandas como
Le Voyeur Mendez, marcando huella con su mezcla de cabaret, erotismo trasnochado, blues del delta, rock grasiento a lo Captain Beefheart, boleros, spoken Word. La impotencia de ver la mayoría de showcases se nos antojaba harto complicado debido a la cantidad de bandas, aun así pudimos disfrutar el swing frenético de los Mambo Jambo, el proyecto paralelo de Miguel Rivera (Maga) llamado All La Glory, donde llevaron a escenario un digno repertorio de folk-rock muy bien ejecutado. Los barceloneses CuzoCapsula - Monkey Week 2011 dejaron boquiabiertos a más de uno, con su rock progresivo de inspiración setentera o la patada en la cara sin pedir perdón que significó la actuación de los garageros Els Surfing Sirles.


3.- Conciertos en el Monasterio
A continuación de los showcases, la fiesta proseguía en un magnífico enclave para la celebración de música en directo, un Monasterio del siglo XVI que fue reconvertido en cárcel durante el franquismo, el Monasterio de la Victoria. En su claustro interior tuvimos el placer de asistir a una programación arriesgada, una línea editorial poco ortodoxa, que ya viene siendo sello habitual en esta cita sureña. El respetable se acercaba al lugar con expectativas de encontrar nuevos alicientes, descubrir bandas alejadas de convencionalismos, que se pudieran localizar en otro tipo de festival al uso, sorprender a sus sentidos a través del eclecticismo y la experimentación sonora. Muy interesante fue la idea de no otorgar más importancia a un conjunto u a otro, la típica clasificación en "cabezas de cartel" y "resto de músicos" desaparece en este festival, todos tienen la misma importancia y el atractivo es igualitario desde la primera hasta la última banda que desfila por las tablas

 

Sábado 29 de octubre
La noche del sábado se nos presentaba con varias incógnitas por resolver, como ver la reaparición en nuestro país de la polifacética artista Neneh Cherry o asistir al viaje intergaláctico que supondría los viejales Hawkwind. El bolo que facturó la primera, fue de notable alto dejando boca abajo a propios y extraños con sus dosis de belleza soul, reggae, electrónica y ramalazos rock. Mientras que los segundos, a pesar de mostrar cotas de intensidad con su kraut rocoso en algunas partes de su actuación, también llegó a fatigar por momentos en las canciones con más largo desarrollo. La franja dedicada al rock más corrosivo fue cubierta por unos proteínicos Cápsula que con su derroche de energía y un repertorio de temas propios intercalados con versiones del Ziggy Stardust nos metieron en su bolsillo rápidamente. La noche fue cerrada por la provocación de Meneo, un esquizoide guatemalteco que medio desnudo y con una Game Boy tuneada supo crear un show inédito, gamberro y sexual no apto para almas epilépticas.

 

Domingo 30 de octubreNene Cherry - Monkey Week 2011
Desde que se confirmó el cartel del festival, el domingo resaltaba como el día "brutote". Dureza y rabia desprendieron bandas como Mugstar, combo instrumental que nos atraparon desde el minuto uno, o los neoyorkinos Oneida  que aterrizaron en Cádiz para explosionar granadas de mano cargadas de virtuosimo en percusión a cargo de Kid Millions (brutal), bucles , repeticiones, efectos imposibles y órganos enrarecidos que hicieron las delicias del sector más inquieto. Después de la tempestad vino la calma con Bigott, una banda que no deja de crecer en la escena indie nacional y eso se observa en el evidente feedback con el público, acrecentado por un cancionero compuesto de clásicos recientes como: "She´s my man", "Dead mum walking", "Cool single weeding""Pachanga" .

 

Lunes 31 de octubre
El cierre a la “semana mono” se nos presentaba con toques pop y psicodelia sixties, a mano de los catalanes Sidonie que se centraron en la presentación de su nuevo álbum Fluido García mezclado con canciones de sobra conocidas, aunque no fue uno de sus mejores bolos, mantuvieron distancias y frialdad. Siguiendo a bandas destacadas, hubo espacio para los contagiosos Herman Dune que nos dejaron un sonido de gran envergadura enganchándonos con su abanico de melodías adictivas aHawkwind - Monkey Week 2011 cual más irresistible.
Uno de los momentos álgidos de la noche fue la fusión del grupo indie local
Leda3 junto al ex Poisies Ken Stringfellow, formación únicamente originada para el evento apoyándose en una interpretación de la opera musical Hedwig and the angry inch. Entre pelucas, histrionismo y unos músicos totalmente comprometidos con el proyecto, el resultado fue apabullante dejándonos un exquisito sabor de boca. El último tramo de la noche estuvo reservado para el kraut electrónico de Zombie Zombie y las texturas sintéticas-experimentales de los finlandeses K-X-P

Un año de confirmación para el Monkey Week 2011; han superado promedios de asistencia, la implicación por distintos agentes privados e institucionales de cara a la organización del festival sigue estando respaldada, las bandas se sienten cómodas tocando en la localidad, diversidad en formatos, multitud de propuestas musicales, buenrollismo, indicadores varios que nos auguran “monete” para rato.  

Els Surfing - Monkey Week 2011 Zombie Zombie - Monkey Week 2011

  • Compartir en twitter
©2010-2016 Fanatyk.es Prohibida su reproducción total o parcial.